Cinco pasos para realizar una limpieza facial completa

Los factores externos como las bajas temperaturas del invierno, la contaminación, el maquillaje, el tabaco o el propio estrés del día a día, afectan de forma directa al estado de nuestra piel. Por ello, si queremos que nuestro cutis se vea impecable, debemos preocuparnos por llevar a cabo una buena rutina facial (porque por mucha pereza que pueda darnos en un principio, tu piel te lo agradecerá). 

En este sentido, realizarnos una limpieza facial completa se vuelve básico para mejorar el aspecto y la salud de nuestra piel. Ya no solo nos referimos a la rutina diaria de lavar tu rostro y retirar los restos de maquillaje por la mañana y por la noche (que también), sino que hablamos de una limpieza intensiva que promueva la renovación celular y retire las células muertas. Y te estarás preguntando si esto es posible hacerlo desde casa… ¡La respuesta es “sí”!

 

Bien es cierto que este tipo de limpieza no puede realizarse de manera diaria porque puede generar irritaciones u otro tipo de reacciones en la piel, pero sí es conveniente llevarla a cabo cada 15 días aproximadamente

En Diamond Cares queremos explicarte el paso a paso para que tú también puedas realizar esta limpieza facial completa desde casa. ¡Presumirás de un rostro suave y sin imperfecciones!

1. Limpia tu cutis

Para ello es recomendable utilizar agua micelar (ya que gracias a las micelas se eliminan todas las impurezas del rostro). Nuestro consejo es que viertas una pequeña cantidad de este producto en una almohadilla y la pases por toda la cara. 

Aunque puede parecer obvio, es importante estar concentrada y llegar a todos los puntos de tu rostro, incluido el cuello, la mandíbula, las esquinas de la frente e incluso el escote.

2. Exfolia tu rostro

 

Este paso es necesario para seguir eliminando las células muertas, regenerar la piel, descongestionar el poro y, sobre todo, para preparar al cutis de la limpieza que realizaremos a continuación

 

Puedes utilizar un exfoliante cosmético o hacerte el tuyo propio con ingredientes naturales que tengas desde casa. En las redes sociales de Diamond Cares tenemos algunas recetas caseras para ello. 

 

3. Vaporiza la piel 

Puedes calentar agua en una olla o en el microondas. Una vez que esté bien caliente (comprueba que salga mucho vapor), coloca tu rostro mirando hacia el agua y cubre tu cabeza con una toalla grande (es importante asegurarse de que no se escapa el vapor). Déjalo actuar durante 10 minutos aproximadamente

Gracias al vapor, la piel se reblandece y el poro se abre, por lo que la extracción es mucho más sencilla. 

 

4. Extrae los puntos negros más significativos y tonifica

 

Ahora que el poro ya está abierto, comienza a extraer con mucho cuidado y paciencia (y preferiblemente ayudándote de un papel) los puntos negros que sean más llamativos (los que sean más complicados, te recomendamos que los dejes en manos de un profesional para evitar futuras marcas).

Cuando hayas finalizado la extracción, aplica sobre el rostro tónico facial para calmar la piel.

 

5. Aplica mascarilla

Por último, una vez que el tónico haya sido absorbido por el cutis, aplica sobre tu rostro una mascarilla que nutra y regenere el cutis

 

 

Fácil, ¿verdad? ¡Ojo! Además de este tipo de limpieza facial casera, desde Diamond Cares recomendamos realizarse una limpieza profesional en cada cambio de estación, ya que nuestra piel varía según la época del año en la que nos encontremos. 

En Diamond Cares, además, contamos con distintos tipos de servicios de limpiezas faciales para todo tipo de necesidades, como la microdermoabrasión con punta de diamante (que, sin duda, es uno de nuestros servicios estrella), la limpieza de cutis ‘plus’ (perfecta para retardar el envejecimiento) o el tratamiento de puntos negros, entre otros. 

Visítanos en Paseo de la Castellana, 200 (Madrid) o llámanos al 910 51 84 37. ¡Te esperamos!

Sin comentarios

Añadir un comentario