Cómo combatir la flacidez corporal

Estrenamos el mes de la primavera y, aunque todavía nos quedan días de espera para el verano, poco a poco van llegando los días en los que empiezan las temperaturas agradables y volvemos a mostrar nuestro cuerpo (aunque sea con prendas más cortas y ligeras). Aunque todavía vemos muy lejos la operación bikini, es cierto que cuanto antes empecemos a preocuparnos por el estado de nuestro cuerpo, antes obtendremos resultados, ¿o no? 

 

Una de las principales preocupaciones tanto de mujeres como de hombres es la flacidez corporal, ocasionada principalmente por cambios de peso bruscos, una mala alimentación o la falta de ejercicio. Esta flacidez afecta principalmente a zonas del cuerpo como el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos o el pecho pero, ¿sabías que se le puede poner remedio? 

 

En Diamond Cares queremos ayudarte a combatir la flacidez desde ya. Para ello, resulta imprescindible ser constante con ciertos hábitos y, por supuesto, completar dicho plan con algún tratamiento de cabina efectivo contra este descolgamiento que te ayudará a acelerar el proceso. ¡Muy atentx! 

 

¿Por qué aparece la flacidez corporal?

 

Antes de nada, debemos empezar por el principio. Probablemente en más de una ocasión te hayas preguntado por qué aparece este descolgamiento en algunas zonas de nuestro cuerpo, ¿verdad? 

 

Básicamente, la flacidez corporal surge de la pérdida de la elasticidad y tonificación de la piel que sufrimos con el paso de los años. Esto ocurre por la pérdida natural de colágeno.

 

Normalmente, este descolgamiento empieza a notarse a partir de los 40 años pero es habitual que empecemos a notar cierta flacidez en algunas zonas de nuestro cuerpo de manera prematura, como así ocurre con los signos de la edad. 


 

¿Cómo tratar la flacidez corporal desde casa?

 

Cuando la flacidez aparece en distintas zonas de nuestro cuerpo, resulta muy complicado combatirla por completo de manera casera, sin embargo es cierto que podemos llevar a cabo diferentes hábitos y acciones que nos ayudarán a disminuirla y a evitarla. ¡Toma nota!

  

  • Seguir una dieta saludable y variada

La alimentación es imprescindible para la salud de nuestro organismo y también para nuestro estado físico. Resultará primordial consumir alimentos ricos en proteína y colágeno y, por supuesto, evitar azúcares y grasas no saludables. 

  

  • Practicar ejercicio

Hacer deporte es imprescindible para poder tonificar el músculo de las zonas más afectadas por la flacidez, como es el caso del abdomen, los muslos, los brazos o el pecho. Para ello, se recomiendan ejercicios como abdominales, sentadillas, planchas, pesas o la práctica de actividades como pilates, yoga, TRX… 

  

  • No fumar 

Por supuesto, el tabaco es un enemigo para nuestro salud en todos los sentidos y, en el caso de la aparición de la flacidez, reseca la piel y se generan toxinas que provocan ese descolgamiento. Y, por supuesto, el hábito de fumar solo promueve una vida más sedentaria, es por ello que este hábito tóxico, junto con la ingesta de bebidas alcohólicas, no es en absoluto recomendable para eliminar la flacidez. 

  

¿Cuáles son los tratamientos más indicados para combatir la flacidez?

 

Además de las prácticas que llevemos a cabo desde casa en nuestro día a día, será de gran ayuda recurrir a un tratamiento estético en cabina para combatir dicha flacidez de manera rápida y efectiva. Pero entre todos los que encontramos en el mercado, ¿cuáles son los más recomendados?

 

  • HIFU Corporal

Consiste en aplicar un haz de ultrasonidos de alta intensidad en la piel de la zona afectada para remodelar el tejido. Se realiza mediante ablación térmica. De esta manera, trata la celulitis, la grasa localizada y, por supuesto, la flacidez. ¡Todo ello sin pasar por el quirófano!

  

  • Radiofrecuencia Corporal

Un tratamiento que se lleva a cabo a través de ondas electromagnéticas y un rápido movimiento rotacional de las moléculas de agua del tejido graso que genera calor a nivel interno, que fomenta la creación propia del colágeno y la elastina que consiguen que la piel esté más firme y tersa. Además de reducir el volumen del contorno, elimina la grasa localizada y reestructura las fibras de los tejidos internos.   

  • Cavitación

Una técnica ideal para eliminar la grasa localizada mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, que se aplican sobre la zona donde se concentra la grasa. ¡Con excelentes resultados! 

  

  • Masaje reafirmante

Una técnica manual que ayuda a tratar la zona en la que ha aparecido la flacidez y consiguen un efecto tonificador, realizado con alta presión y a ritmo rápido, con grandes resultados. 

   

En Diamond Cares contamos con todos estos servicios en nuestra cabina. Si no sabes cuál necesitas, puedes consultar con nuestro equipo de profesionales y te asesoraremos con total confianza y sin ningún compromiso sobre cuál está más indicado para tu caso y cuál será más efectivo para tu problema. Puedes ponerte en contacto con nostrxs llamándonos al 910 51 84 37 o visitándonos en Paseo de la Castellana, 200 (Madrid). ¡Te esperamos!

Sin comentarios

Añadir un comentario