Cómo cuidar las extensiones de pestañas en verano

Especialmente durante el pasado 2020 y lo que llevamos de 2021, la mirada ha adquirido más importancia que nunca (sobre todo a raíz del uso de las mascarillas) y, por ello, las extensiones de pestañas se han convertido en uno de los tratamientos tendencia

  

El verano ya ha llegado y, por tanto, la época oficial de vacaciones también. Durante la temporada estival cuidamos nuestro aspecto más que nunca pero, ante todo, buscamos estar cómodas. Por ello, las extensiones de pestañas se hacen todavía más populares durante los meses más calurosos del año, ya que nos permite prescindir de maquillaje de ojos y lucir una mirada de impacto incluso en la piscina o en la playa. 

 

Este tratamiento consigue que dupliquemos la cantidad de pestañas y que podamos lucir una mirada mucho más frondosa e intensa, por supuesto con unas pestañas mucho más largas. En Diamond Cares damos la posibilidad de elegir entre dos opciones: por un lado, la puesta de pelo a pelo con efecto natural; y, por otro lado, con efecto 3D que masifica el grosor. ¡Y también puedes combinar las dos!

 

Si estás pensando en ponerte tus extensiones de pestañas o eres de las que ya las lleva, desde Diamond Cares queremos contarte cómo debes cuidarlas correctamente

 

Si sigues nuestros consejos, aguantarás todas tus vacaciones con tus extensiones de pestañas perfectas. ¿Tomas nota? 

 
 

Trucos para cuidar las extensiones de pestañas durante el verano

 

  • Evitar ir a la playa o a la piscina la primera semana después de la colocación

 

Como decíamos antes, las extensiones de pestañas son perfectas para presumir de mirada en la playa y en la piscina, sin embargo siempre se aconseja intentar evitar ir a estos lugares la primera semana después de la colocación.

Esto se debe a que el adhesivo que se utiliza para el tratamiento debe secarse correctamente y si lo hacemos así, conseguiremos mantenerlas perfectas durante más tiempo. 

 

  • Evitar el vapor

 

Aunque durante el verano no solemos darnos baños de agua caliente, siempre recomendamos evitar el vapor y ducharse con agua fría, ya que el calor puede reblandecer y dificultar la adhesión de las extensiones. Por su parte, también hay que tener cuidado de no frotarse los ojos, ya que la fricción puede hacer que el adhesivo se despegue y la pestaña se caiga. 

 

 

  • No utilizar maquillaje de ojos

 

Una de las grandes ventajas de llevar extensiones de pestañas es que, por fin, podemos olvidarnos del maquillaje de ojos. No obstante, si eres de las que prefiere seguir utilizando máscara, a pesar de no ser lo más idóneo, nuestra recomendación es que no apliques ninguna resistente al agua porque, al ser más difíciles de retirar al desmaquillar, pueden estropear tus pestañas e incluso arrancarlas. 

 

  • Lavar bien las extensiones de pestañas todos los días

 

Al igual que llevamos a cabo nuestra rutina diaria de skincare, debes tener en cuenta un paso más para el cuidado de tus extensiones de pestañas. 

 

La higiene se convierte en un paso fundamental para el mantenimiento de tus pestañas ya que su función es la de evitar que entre suciedad en el ojo y, por ello, acumulan partículas que debemos eliminar con la limpieza. Para limpiarlas recomendamos utilizar un desmaquillante de ojos que puedes aplicar a pequeños toques con un algodón. Para secarlas, utiliza una toalla y seca a golpecitos. 

 

  • No dormir boca abajo

 

A la larga nos ayudará a mantener las extensiones de pestañas. Efectivamente, a causa del roce con la almohada se pueden caer con mayor facilidad. 

 

Si quieres más información sobre este tratamiento o quieres reservar tu cita, ven a visitarnos a Paseo de la Castellana, 200 (Madrid) o llámanos al 910 51 84 37. ¡Presume de mirada!

Sin comentarios

Añadir un comentario