Cómo mantener la manicura en buen estado

Dentro de una buena rutina de belleza, cuidar de nuestras manos es tan importante como preocuparnos por el estado de nuestra piel. Y es que, efectivamente, una buena manicura puede decir mucho de nosotras mismas e, incluso, de nuestra personalidad. 

 

Esto se suma a que las manos son la parte del cuerpo que más utilizamos en nuestro día a día y, por tanto, es la más expuesta al público. Por ello, mantenerlas impecables es muy importante. Y en este sentido, lucir una buena manicura hará que presumamos de unas manos perfectas.

 

Existen miles de opciones de ‘nail art’ para decorar nuestras uñas y, de hecho, cada temporada surgen distintas tendencias que nos traen desde opciones clásicas hasta otras alternativas más atrevidas. Sin embargo, muchas ocasiones las mujeres no se animan a realizarse una manicura porque dura poco y hay que retocarla con frecuencia pero, ¿sabías que existen ciertos trucos muy sencillos que pueden ayudarnos a mantener nuestras uñas prácticamente intactas?

 

En Diamond Cares hemos recopilado los consejos de nuestras expertas manicuristas para que puedas ponerlos en práctica en tu día a día. ¡Lo notarás! 

 

1. Elige una forma ovalada

 

Cuando nos hacemos la manicura, lo primero que tenemos que decidir es la forma que queremos dar a nuestra uña. Existen distintas opciones (como cuadradas, redondas, ‘stiletto’ o almendradas, entre otras) pero, sin duda, elegir una forma ovalada nos ayudará a mantener las uñas más protegidas de las posibles agresiones externas (como golpes o enganches) y, por tanto, a que no se partan. 

 

2. Protege tus uñas de la humedad

  

Muchas veces resulta inevitable mojar nuestras uñas, como es el caso de a la hora de darnos una ducha o lavarnos las manos. Sin embargo, en estos casos es muy importante secar bien nuestras manos con una toalla, no solo para no estropear el esmalte, sino para evitar que aparezcan hongos. 

 

3. Ten cuidado con los productos químicos

 

Los productos de limpieza e higiene, especialmente, resultan muy agresivos para la piel en general y para nuestras uñas en particular. Por ello, otro gesto sencillo que podemos llevar a cabo en nuestro día a día y que te ayudará a mantener el esmaltado es el de utilizar guantes a la hora de fregar o cuando realizamos cualquier otra tarea del hogar

 

De esta manera, las uñas no están en contacto directo con el agua ni con el jabón u otros productos. 

 

4. Hidrata tus uñas con + cutículas

 

Las cutículas siempre son las grandes olvidadas de nuestras manos. Sin embargo, tienen un papel fundamental para proteger el contorno de nuestras uñas, ya que evitan que entren bacterias y humedad. 

 

En este sentido, el aceite de cutículas es un producto fundamental para cuidar nuestras uñas desde casa. Gracias a él conseguiremos unas uñas más resistentes y nutridas y, por supuesto, crecerán más sanas y fuertes.

 

5. Intenta no hacer movimientos bruscos

 

Como veníamos diciendo, las manos es una de las partes del cuerpo que más utilizamos en nuestro día a día. Por ello, debemos tener cuidado de no hacer movimientos demasiado “bruscos” en nuestro día a día, como por ejemplo a la hora de rascar un objeto o a la hora de abrir algún producto. Esto es importante porque si se rompe la punta de nuestras uñas, se levantará el resto del esmalte

 

6. Apuesta por una manicura semipermanente

 

A diferencia de la manicura normal, la semipermanente, además de ser de larga duración (puede durar hasta tres semanas), también endurece las uñas. Por ello, lo más recomendable es ponerse en manos de profesionales manicuristas que cuenten con los productos y utensilios adecuados.

 

En Diamond Cares tenemos varios servicios enfocados a cada necesidad para mantener tus manos siempre a punto. La más recomendable es la manicura completa, ya que incluye esmalte, exfoliación, hidratación y masaje final. Sin embargo, tenemos muchas más opciones. 

 

Ponte en contacto con nosotrxs para cualquier consulta, para conocer nuestras ofertas o para  reservar tu cita, llamándonos al 910 51 84 37 o visitándonos en Paseo de la Castellana, 200 (Madrid).

Sin comentarios

Añadir un comentario